10 Fallas Comunes Del Mini Cooper

Elegante, deportivo y único, el Mini Cooper es fácilmente uno de los coches más reconocidos del mundo. Aunque son muy divertidos y placenteros al conducirlos, este automóvil puede presentar algunos problemas a. Lee esta post hasta el final y descubre las fallas comunes del Mini Cooper y como podrás solucionarlas.

El Mini Cooper es un vehículo sólido y fiable que se ve bien en la carretera y está respaldado por una ingeniería sólida. Fue diseñado para ser placentero a la hora de conducirlo, aunque hay algunos problemas a los que hay que prestar atención, por ello hemos creado para ti esta lista sobre los problemas más comunes del coche.

Índice de Contenidos
  1. Fallas comunes del Mini Cooper
    1. 1- Ruidos y vibraciones por la cadena de distribución
    2. 2- Fallas del embrague
    3. 3- Avería en la manguera del refrigerante
    4. 4- Problemas de cadena de distribución suelta
    5. 5- Falla del embrague
    6. 6- Problemas en la transmisión
    7. 7- Fallo en la bomba de dirección asistida
    8. 8- Fugas en la bomba de agua y en la caja del termostato
    9. 9- Regulación variable de las válvulas
    10. 10- Problemas en el radiador delantero

Fallas comunes del Mini Cooper

Inconvenientes Del Mini Cooper falla al acelerar
Mini Cooper S 2.0 2017

El Mini Cooper es uno de los vehículos más conocidos de la carretera y un verdadero símbolo icónico de la actitud y el ingenio ingleses hacia el diseño de coches. Desde las versiones clásicas que tomaron el mundo por asalto en los rallies de París a Dakar de antaño hasta los autos rediseñados de la nueva escuela en la carretera hoy en día, este es un vehículo que hace una declaración.

Sin embargo, el Mini está lejos de ser un auto perfecto. Hay una serie de fallas y problemas comunes que pueden producirse en el vehículo y cuya reparación puede costar una cantidad considerable de dinero.

A continuación las fallas comunes del Mini Cooper:

1- Ruidos y vibraciones por la cadena de distribución

El movimiento de la cadena de distribución puede crear ruidos y vibraciones. A medida que la cadena de distribución y el conjunto se desgastan, pueden desarrollar un poco de holgura en el mecanismo.

Es importante abordar el problema inmediatamente, ya que puede conducir rápidamente a un mayor daño y un mayor gasto si se ignora. El mantenimiento preventivo de tu Mini Cooper es importante, y este es un problema que probablemente puede evitarse si se realiza un mantenimiento periódico.

2- Fallas del embrague

A muchos propietarios de Mini les gusta conducir su coche por las calles del centro de la ciudad, y la naturaleza dura y exigente de este entorno puede hacer que el embrague de un Mini falle prematuramente.

Debes buscar el olor a papel quemado y un embrague pegajoso, lo que indica que la pieza está a punto de fallar y probablemente tendrá que ser sustituida, así que si detectas estos síntomas lo mejor es actuar de una manera rápida.

3- Avería en la manguera del refrigerante

Puedes tener problemas en el soporte del radiador delantero y la manguera del refrigerante. Golpear un bordillo nunca es bueno. Como el Mini está un poco más abajo del suelo, un bordillo es un oponente formidable.

Los soportes del radiador situados en la parte delantera están construidos en plástico, y aunque funcionan bien para reducir el peso, añaden un poco de vulnerabilidad en cuanto al impacto. Cualquier golpe importante en la parte delantera del vehículo puede dañar estos soportes. Los golpes más grandes también pueden dañar la manguera del refrigerante, lo que puede ser bastante costoso y problemático.

Fallas Comunes Del Mini Cooper
Mini Cooper vintage

4- Problemas de cadena de distribución suelta

El problema de la cadena de distribución suelta es uno de los más comunes en todos los autos mini de segunda generación y se manifiesta como un traqueteo, a menudo conocido como jadeo, al arrancar en frío.

La falla es causada por cambios de aceite poco frecuentes y es ciertamente uno que no querrás ignorar ya que es una reparación importante, así que asegúrate de comprobar el historial de servicio de tu mini si no puedes localizas un fallo en el arranque.

5- Falla del embrague

A menudo se atribuye al desgaste extremo o al uso severo del auto, un fallo de embrague está en el lado más grave de los problemas de automóviles y puede conducir a algunas facturas de reparación fuertes. Debes ser consciente de las limitaciones del coche y conduce con sensatez, ya que esto contribuirá en gran medida a evitar las fallas comunes del Mini Cooper relacionadas al embrague.

6- Problemas en la transmisión

El Mini Cooper lleva mucho tiempo luchando con problemas de transmisión. Aunque erróneamente muchos sugieren que no se cambie el líquido de la transmisión. Esto ha provocado problemas a muchos propietarios de Mini, y los mecánicos cualificados aconsejan encarecidamente cambiar el líquido de la transmisión a intervalos regulares.

Este no es tanto un fallo del mini en sí, sino más bien un fallo de comunicación del fabricante. El líquido de transmisión debe cambiarse cada 30.000-40.000 millas. Los minis de cinco velocidades son más fiables, pero los fabricados antes de 2008 con transmisiones CVT requerirán una inspección más detallada.

7- Fallo en la bomba de dirección asistida

Una de las fallas comunes del Mini Cooper radica en la bomba de dirección asistida, ya que es propensa a fallar. Normalmente se atribuye a un bajo nivel de líquido o a un ventilador de refrigerante defectuoso.

Un en el mantenimiento regular se debe inspeccionar la bomba para ver si tiene un rendimiento débil y posibles fugas. Si la bomba debe ser reemplazada, por lo general es buena idea cambiar también las piezas relacionadas, tales como el ventilador de refrigerante y las correas.

Averías Comunes Del Mini Cooper
Mini Cooper

8- Fugas en la bomba de agua y en la caja del termostato

Una de las partes más vulnerables del Mini Cooper es la bomba de agua y el termostato, que suelen tener fugas en el motor después de un uso prolongado. Debes echar un vistazo al interior del coche y preguntarte cuándo se sustituyó la pieza por última vez. Si hay más de 40.000 - 50.000 millas en el reloj, pero la pieza original está todavía en el vehículo puede ser momento de reemplazarla.

9- Regulación variable de las válvulas

Otro problema relacionado con los cambios regulares de aceite es la sincronización variable de las válvulas, esencial para el buen funcionamiento del motor. Sin un suministro regular de aceite limpio, este intrincado sistema puede llenarse de lodo, bloqueando los pequeños pasajes.

Esta es una de las fallas comunes del Mini Cooper, ya que es muy fácil que esta acumulación se produzca en un par de miles de kilómetros. Lleva tu mini a una prueba de conducción y se muy inquisitivo en cuanto a cómo acelera y se aleja. Un ralentí brusco, un calado y todas las dificultades habituales del motor asociadas a la combustión son las señales de alarma que debes vigilar.

10- Problemas en el radiador delantero

Esto es más una prevención que una cura. Hay una debilidad bien conocida en la unidad delantera del Mini Cooper, ya que todo el conjunto que soporta el radiador, el ventilador y el condensador está hecho de plástico. Incluso el más mínimo golpe puede causar problemas importantes en esta estructura de soporte.

La manguera del refrigerante también se encuentra en la parte inferior de este conjunto y es especialmente vulnerable. Inspecciona la pieza en busca de grietas y asegúrate de que no hay signos reveladores de daños.

Problemas Comunes Del Mini Cooper
Mini Cooper 1.6 2004

Puedes Leer También:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web hace uso de Cookies propias y de terceros para ayudarte a tener una mejor interacción cuando nos visitas. Leer Más...