Fallas Comunes De La Junta De Culata: Síntomas, Problemas Y Más!

La junta de culata es una parte vital del motor. Si no está funcionando como el fabricante pretende, entonces esto puede conducir a problemas mayores. Quédate hasta el final y descubre aquí todo sobre las fallas comunes de la Junta de Culata.

Esta junta crítica se encuentra entre el bloque del motor y las culatas. Suele ser de acero o cobre, aunque algunos fabricantes utilizan grafito e incluso hay juntas de amianto en los coches más antiguos.

Índice de Contenidos
  1. ¿Qué función tiene la junta de culata?
  2. ¿Qué causa el fallo de la junta de culata?
  3. Los peligros de no cambiar una junta de culata dañada
  4. Síntomas y fallas comunes de la junta de culata
    1. 1- Humo blanco en el escape
    2. 2- Niveles bajos de refrigerante
    3. 3- Manchas de refrigerante
    4. 4- El radiador traga agua o refrigerante
    5. 5- CO2 en el refrigerante
    6. 6- Burbujas en el refrigerante
    7. 7- Motor sobrecalentado
    8. 8- Aceite blanco lechoso
    9. 9- Bujías sucias
    10. 10- Baja integridad del sistema de refrigeración
    11. 11- Pérdida de potencia
  5. Para finalizar

¿Qué función tiene la junta de culata?

Síntomas de una junta de culata dañada
Síntomas de una junta de culata dañada

La junta ayuda a garantizar que el motor permanezca totalmente presurizado durante el proceso de combustión. Recuerda que la liberación dinámica de energía cuando se enciende el combustible impulsa los pistones, por lo que cualquier descenso de la presión significa un descenso de la potencia.

El aceite y el refrigerante también se suministran al motor a través de la junta, lo que significa que los problemas con la pieza podrían conducir a la contaminación cruzada entre los dos fluidos (un escenario problemático para cualquier motor).

¿Qué causa el fallo de la junta de culata?

El mayor factor de fallo de la junta de culata es el calor. Si el motor se calienta demasiado, se dañará la junta. Obviamente, esto varía de una marca a otra y de un modelo a otro, pero si tu sistema de refrigeración tiene fugas o carece de los niveles necesarios de fluido, entonces esto puede provocar un fallo con bastante rapidez.

Si tu motor es de aluminio, gracias a la alta tasa de expansión de este material, es probable que ejerza una presión adicional sobre la junta, lo que significa que debes estar más atento que alguien con un motor de acero estándar.

Los peligros de no cambiar una junta de culata dañada

Cuando no se soluciona el problema de una pieza que falla a menudo, puede tener efectos secundarios, dañando otros sistemas del motor. Y sí, van a ser caros de reparar. Lo primero que ocurre cuando falla la junta es que el motor pierde presión, lo que provoca una disminución del rendimiento y de la eficiencia del combustible.

Sin embargo, los grandes problemas comienzan cuando el refrigerante y el aceite empiezan a mezclarse. El refrigerante en el aceite significa que el motor dejará de funcionar sin problemas y el aceite en el refrigerante significa que tu motor se sobrecalentará. Arréglalo rápidamente.

Síntomas y fallas comunes de la junta de culata

Problemas De Una Junta De Culata Rota
Problemas De Una Junta De Culata Rota

Es vital asegurarse de que la junta de culata funcione siempre correctamente. Al igual que con todos los fallos de las piezas, hay una serie de señales que podrían indicar un mal funcionamiento, mantente atento a las siguientes señales y fallas comunes de la junta de culata:

1- Humo blanco en el escape

Si el refrigerante y el aceite se mezclan, esto hará que el refrigerante se queme en el motor, resultando en un humo gris pálido o blanco que emana de su escape.

2- Niveles bajos de refrigerante

De nuevo, si la junta está dañada hasta el punto de permitir que el refrigerante se filtre en el suministro de aceite, esto significará que tu refrigerante se agotará a un nivel más rápido de lo normal. Comprueba si la temperatura del motor es elevada, ya que el sistema de refrigerante tampoco funcionará con eficacia.

3- Manchas de refrigerante

Otra forma de confirmar que hay problemas con la junta es buscar alrededor de sus lugares de estacionamiento habituales pequeños charcos de refrigerante. Éstos bien podrían provenir de un problema con la pieza y ayudarán a confirmar tus sospechas si esta señal aparece junto con otras de la lista.

4- El radiador traga agua o refrigerante

Los problemas de refrigerante se manifiestan en el radiador. Si el sistema de refrigerante está dañado, esto no sólo significa fugas, sino también un mal control del calor. Y tu radiador tratará de compensar los niveles de temperatura más altos utilizando más agua o refrigerante.

Comprueba los niveles con regularidad, y si encuentras que está llenando más de lo que solía, entonces los problemas de la junta de culata podrían ser los culpables.

5- CO2 en el refrigerante

De nuevo, si crees que tu junta de culata tiene problemas, entonces probar el refrigerante para detectar la presencia de gas CO2 también te ayudará a identificar este problema al demostrar que la presión del motor está entrando en el sistema de refrigeración.

6- Burbujas en el refrigerante

La presión del motor que se filtra en el sistema de refrigeración también puede crear burbujas visibles de CO2 y otros gases de escape en el líquido, especialmente si los problemas con la junta de culata se han desarrollado a un nivel particularmente grave.

Coloca un embudo en el lugar donde debería estar el tapón del radiador, arranca el coche y observa el refrigerante mientras circula: si ves un gran número de burbujas, lo más probable es que se deba a un fallo en la junta de culata.

Averías De Una Junta De Culata Mala
Averías De Una Junta De Culata Mala

7- Motor sobrecalentado

Si el sistema de refrigeración está estropeado, no hace falta ser un genio de la mecánica para darse cuenta de que este problema se manifiesta con un fuerte aumento de la temperatura del motor.

Si ves que incluso el trayecto más corto aumenta el calor, la respuesta podría estar en la junta de culata. También hay que tener en cuenta que los problemas con el radiador del coche o los sistemas de ventilación también podrían ser la razón por la que la junta de culata ha fallado.

8- Aceite blanco lechoso

Ya hemos analizado la contaminación del sistema de refrigeración cuando la junta de culata falla, haciendo que el aceite y el aire del motor se mezclen con el líquido refrigerante. ¿Qué pasa cuando el refrigerante se mezcla con el aceite?

Obviamente, esto no sólo degrada el rendimiento del aceite, sino que también verás un lodo lechoso en la parte inferior de la varilla de medición o en el tapón de llenado de aceite. Si no se tiene en cuenta este problema, los cojinetes del motor podrían fallar también.

9- Bujías sucias

Cuando el refrigerante se quema en la cámara de combustión, se crean depósitos alrededor del electrodo y de la cinta de masa de las bujías. Aunque esto puede apuntar a un fallo de la junta de culata, hay otros problemas que pueden causar esta acumulación, pero cuando se tiene en cuenta con otros síntomas de esta lista puede ayudar a determinar el fallo de la junta.

10- Baja integridad del sistema de refrigeración

Los problemas con la junta de culata pueden provocar una pérdida de presión dentro del sistema de refrigeración, ya que el líquido se filtra a través de las fisuras hacia el aceite y el espacio del motor.

Realiza una prueba de fugas para ver cuánto aire retiene tu motor y cuánto se escapa si estás notando caídas de presión en el sistema de refrigerante y deseas investigar más a fondo.

11- Pérdida de potencia

La junta de culata es la responsable de mantener la presión del motor y cuando se rompe o falla, la presión sale disparada del motor. Como la energía de la combustión ya no está contenida en el interior, el rendimiento del motor disminuirá drásticamente, y notarás que el coche tampoco funciona tan suavemente.

Signos Junta De Culata Dañada
Signos Junta De Culata Dañada

Para finalizar

Mantente atento… Una junta de culata rota es un problema que debe tomarse en serio. Si tienes algún tipo de sospecha sobre tu coche, acude al mecánico para que lo revise. Nuestra lista de fallas comunes de la junta de culata contiene una serie de señales que se mostrarán por sí solas y algunas que requieren un poco más de trabajo de investigación, y casi pueden ser utilizadas como pruebas para confirmar el fallo. Así que cuando aparezcan algunas de estas señales juntas, no dudes en reservar ese hueco en el taller.

Puedes Leer También:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web hace uso de Cookies propias y de terceros para ayudarte a tener una mejor interacción cuando nos visitas. Leer Más...